Adicciones

Alcohol rectificado con jugos sintéticos

«RECTI RECTI». ADOLESCENTES SE EMBORRACHAN Y LOS PADRES NO LO SABEN

El fácil acceso a las bebidas alcohólicas, los hábitos de los adolescentes que ven en el alcohol una forma de relacionamiento social, son estudiados en un libro que aborda la problemática

Una bebida llamada «Recti recti», y que es elaborada por los adolescentes producto de la mezcla de alcohol rectificado y jugos sintéticos es motivo de preocupación. Un libro llamado «La previa. El consumo de alcohol entre los adolescentes. Guía para padres y Educadores» muestra la problemática actual del consumo de bebidas de los más jóvenes.

El trabajo recoge los resultados de una investigación realizada por el doctor Gabriel Rossi y los licenciados Miguel Carbajal y Allen Bottrill. En dicho libro se explica que «si bien el consumo de alcohol es un fenómeno infrecuente durante la niñez en las capas sociales medias, a partir de la adolescencia puede tornarse frecuente». A esto se suma que los padres muchas veces desconocen que sus hijos consumen alcohol de manera abusiva los fines de semana.Además, se destaca que un número creciente de adolescentes ingiriere importantes dosis de alcohol los fines de semana desconociendo las posibles complicaciones que esa modalidad de consumo puede aparejar.En las salidas, los adolescentes «mezclan bebidas alcohólicas (policonsumo) muchas veces prefiriendo las destiladas. Beben en grupo, dentro o fuera del hogar, generalmente lejos de la vista de sus padres». La búsqueda de que el alcohol «pegue fuerte» ha llevado a que algunos adolescentes consuman una mezcla que denominan «Recti, recti o juguito».Dicha mezcla, revela el libro, está «compuesta por alcohol rectificado que mezclan con jugos instantáneos o refresco. Si bien el consumo de dicha combinación no parece ser una tendencia que se vaya generalizando «queda claro que la necesidad de que el alcohol impacte fuerte se encuentra presente en un porcentaje creciente de consumidores», explica el trabajo. El informe advierte sobre los riesgos de consumir estas bebidas e indica que «el adolescente intoxicado (por bebidas alcohólicas) puede presentar diversas conductas de riesgo, aunque no se convierta a corto plazo en un adicto al alcohol». Bajo los efectos de la bebida, o de las bebidas consumidas, «se puede tener un comportamiento violento; mantener una relación sexual sin la protección debida; sufrir las consecuencias de la propia intoxicación; sufrir o generar accidentes».Uno de los autores del libro, Miguel Carbajal explicó que «el estudio surge tras el trabajo de educación e investigación que realizan en ámbitos de enseñanza».

EN NUMEROS

72% De los adolescentes. Consume alcohol, según la Junta Nacional de Drogas.12,8 Años. Es la edad de inicio de consumo de alcohol en promedio en Uruguay.

Fuente: www.larepublica.com.uy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *