Adicciones

Alcoholismo: leyes que se cumplen

Cumplir las normas y promover el consumo responsable de alcohol contribuyen a proteger la vida de nuestros jóvenes.

La encuesta nacional de consumo de sustancias psicoactivas, realizada entre noviembre y diciembre de 2018 y difundida por la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico (Sedronar), indica que el 19%  de los adolescentes de entre 16 y 24 años entra en la categoría de bebedores con rasgos dominantes de alcoholismo. Estos datos, al cruzarse con los de los accidentes viales protagonizados por jóvenes, reflejan una realidad preocupante.Es el caso de jóvenes cuyos padres relativizan los efectos del consumo de alcohol en sus hijos y controlan poco o nada sus conductas. Por ello, el rol del Estado resulta fundamental para fiscalizar los locales a los que concurren los jóvenes así como los caminos y rutas que muchas veces transitan intoxicados.

En marzo de 2007, Matías Castro chocó cuando conducía alcoholizado a la salida de una discoteca de Villa Carlos Paz. De sus seis acompañantes, tres fallecieron en el accidente. La Justicia lo condenó, en mayo pasado, a casi cinco años de prisión efectiva por delitos culposos. Ante numerosas denuncias, la fiscalía de Villa Carlos Paz continuó investigando y, recientemente, imputó a seis individuos que serían bolicheros, por venta de alcohol en exceso, y al jefe comunal, por haber autorizado el funcionamiento del local al que habían concurrido Castro y sus amigos.Es la primera vez en la historia que en nuestro país se aplica la ley nacional de lucha contra el alcoholismo, vigente desde marzo de 1997. En su concepción, el bebedor es un sujeto pasivo del delito, mientras que el proveedor del alcohol es considerado sujeto activo o autor, pues se considera su responsabilidad social frente a la venta de alcohol, así como su obligación de autocontrolarse. Esta norma responde a la avanzada concepción jurídica imperante a nivel mundial tendiente a producir cambios de hábitos tanto de los consumidores como de los comerciantes. Las imputaciones y condenas tienen un alto valor ejemplarizador y el papel del Estado en los controles, insistimos, es clave.Días atrás, Cervecería y Maltería Quilmes, con la participación activa de sus empleados y el apoyo de Asociación Conciencia y oficinas de seguridad vial, llevó adelante la Semana de la Promoción del Consumo Responsable, como parte de su programa Vivamos Responsablemente, dirigido a jóvenes, padres, docentes y comerciantes. La feliz iniciativa promueve la venta responsable y la ingesta controlada de alcohol entre mayores de 18 años. Desde su implementación, junto con la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV), trabajan en la difusión de la importancia del conductor responsable y los medios alternativos de transporte, donan alcoholímetros, brindan charlas en escuelas para jóvenes y padres, y editan publicaciones formativas sobre el tema.Es de esperar que el cumplimiento de las normas y el esfuerzo mancomunado de todos los actores involucrados contribuya a defender la vida de nuestros jóvenes. Como reiteradamente hemos sostenido, si se puede evitar, no es un accidente.
Fuente: www.lanacion.com.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *