Adicciones

Consumo de cannabis en embarazo genera problemas de sueño en niños hasta los 10 años

Consumir marihuana durante el embarazo puede generar problemas en el descanso de los niños, inclusive hasta una década después de haber nacido, según afirma un estudio.

Luego de años la sociedad comprendió que no es conveniente fumar cigarrillos y beber alcohol durante el embarazo. Estudios como este sugieren que lo mismo sucede con la marihuana, por más que su uso sea legal.

Se realizó una encuesta a mujeres con hijos, en la que se les consultó si durante el embarazo consumieron marihuana en alguna de sus formas, y con qué frecuencia. Se les preguntó además cómo eran los patrones de sueño de sus hijos, evaluando en él 26 diversos elementos que incluían duración del sueño, con qué facilidad se dormían, si roncaban o despertaban frecuentemente durante el sueño, y cuál era el grado de sueño que mantenían en el día.

El resultado arrojó que los hijos de las madres que habían consumido marihuana durante el embarazo tenían muchas más probabilidades de tener problemas clínicos de sueño. De ellas, quienes lo hacían con más frecuencia reportaban síntomas de somnolencia excesiva en sus hijos, es decir cansancio exagerado a lo largo del día y dificultades para despertarse en la mañana.

Si bien el estudio no es concluyente, representa un aporte para el análisis de casos y para establecer patologías o problemas derivados del consumo de cannabis. Los resultados se suman a otros estudios que constataron la misma tendencia; uno de ellos concluyó que los niños que en el útero estuvieron expuestos a la marihuana tenían sueño más ligero y se despertaban más por las noches, esto a la edad de tres años. Otra investigación encontró que la afectación alcanzaba a la infancia en general. Y en otros estudios anteriores comprobaron que los adolescentes que fumaban cannabis frecuentemente tenían propensión al insomnio al llegar a edad adulta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.