Adicciones

El alcohol no es inofensivo durante el embarazo: ni siquiera en pequeñas cantidades

Una revisión completa sobre los efectos de beber mientras se gesta, insiste en los daños sobre el desarrollo cerebral del feto, sin que exista una cantidad inocua

Según una investigación llevada a cabo en Reino Unido, no existe un rango específico de consumo que pueda estimarse como seguro, dado que el consumo “moderado” tiene efectos negativos. Se han medido los daños que ocasiona el alcohol en el embarazo y se ha podido concluir con mayor certeza que el alcohol durante la gestación tiene efectos negativos, incluso a niveles que no tienen que ver con el abuso o la adicción. La única forma de evitar riesgos en el desarrollo del feto, es no consumir alcohol durante el embarazo. .

Durante la búsqueda se detectó que el alcohol tiene un papel causal en muchos problemas de salud y desarrollo, como la gestación más corta y el parto prematuro, el bajo peso al nacer y las capacidades cognitivas y/o conductuales deterioradas (por ejemplo, función ejecutiva, memoria reducida y capacidad de atención más corta).

En esta misma línea, estudios sostienen acerca del Trastorno del Espectro Alcohólico Fetal qué incluso en bajas dosis, el consumo de alcohol durante el embarazo puede provocar daños en el desarrollo del cerebro, alteraciones del crecimiento o malformaciones. El alcohol es un agente que produce malformaciones en el feto.

La investigadora sostiene que, desde hace cuatro décadas son muchos los programas de información y prevención llevados a cabo en el mundo, para reducir el riesgo de la aparición del Síndrome Alcohólico Fetal y otros daños provocados por el consumo de alcohol durante el embarazo. No hay una dosis segura porque influyen muchos factores, por lo tanto, el consumo debe ser cero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.