Adicciones

El cigarrillo: una adicción que mata como pocas

Cuando se fuma un cigarrillo, la nicotina, como un rayo, se distribuye por todo el cuerpo. En 10 segundos llega al cerebro y se libera el camino de la adicción.


Según los especialistas, el tabaquismo, que es la principal causa de muerte prevenible en la Argentina, afecta a “casi todos los órganos del cuerpo humano y deteriora la calidad de vida de múltiples maneras”.
Sólo en la Argentina hay unos 8 millones de fumadores, y cada año mueren 40 mil personas a causa del cigarrillo. En la Ciudad de Buenos Aires fuma el 31,9% de la población adulta. A diferencia de otros lugares del país, donde los hombres fuman mucho más, en la Ciudad las mujeres fuman casi tanto como los varones.
¿Qué hace la ciencia para combatir la adicción? Pierre Changeux, del Instituto Pasteur, descubrió cómo desactivar y después restaurar a ciertas proteínas de las células nerviosas del cerebro que ayudan a que la nicotina genere adicción.
La nicotina se adhiere a receptores llamados acetilcolina nicotínicos que están en la superficie de las células nerviosas del cerebro. Esos, a su vez, están formados por varias subunidades. La ciencia viene trabajando con esas subunidades, que cumplen un rol fundamental para desencadenar la adicción al cigarrillo. Gracias a esos estudios es que se busca obtener una droga que atempere o anule la adicción. Desde menor capacidad aeróbica hasta arrugas, pérdida del sentido del gusto y del olfato, el fumador sufre diversas consecuencias desde el momento en que enciende el primer cigarrillo.

Fuente: www.clarin.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *