Adicciones

Fumadores matutinos

Ocho e incluso diez o más cigarrillos al día ya no suman en la calculadora de un fumador compulsivo. La adicción a la nicotina se presenta cada vez más en jóvenes a temprana edad y, según afirman algunos estudios, el cigarrillo mañanero es el más peligroso.


Con respecto a estudios que revelan la incidencia negativa en las personas que fuman durante la mañana, consultamos con el doctor Juan Chaparro Abente, neumólogo, quien afirma que “la mayoría de los fumadores tienen horas predilectas para fumar, generalmente después de las comidas, sea en el desayuno, almuerzo o la cena. Si bien la persona fuma durante todo el día, durante el reposo y sueño nocturnos, baja el nivel de nicotina en la sangre, manifestándose con síntomas del síndrome de abstinencia. Lo notable es que este nivel es altísimo y con mayor incidencia en la producción de cáncer de pulmón, laringe y otros órganos, si se produce al inicio del día.

El profesional indica que la adicción a la nicotina se establece antes de los 20 años en la actualidad y señala, como una de las causantes, la intensa publicidad. Algunas encuestas realizadas en los colegios revelan que las adolescentes que fuman igualan e incluso hasta superan a los varones. La nicotina tiene receptores específicos en el sistema nervioso central, así como en el tálamo e hipotálamo, desencadenando la liberación de sustancias dopaminérgicas con ciertos efectos de satisfacción.

Para comprender los efectos dañinos del cigarrillo, se debe conocer la gran capacidad de difusión de la nicotina en el organismo. “Por ejemplo, en 9 y 12 segundos después de una pitada, impacta en el cerebro y es absorbida por el pulmón. Además eleva la frecuencia cardíaca, la presión arterial y disminuye el aporte de oxígeno, a causa del aumento del veneno CO (monóxido de carbono)”, explica.

Efectos significativos La piel femenina se ve muy dañada; en particular, la sensibilidad de la mujer a la nicotina es mayor. Las arrugas en la mujer fumadora aparecen siete años antes de lo normal, en comparación con aquella que no fuma. La piel pierde tanto elasticidad, como belleza y envejece. Otro efecto se da en la reproducción humana: más del 25 % de las parejas son estériles a causa del tabaquismo. En algunos hombres, ocasiona impotencia y disminución del número de espermatozoides en el semen, a la vez que disminuye la movilidad de estos para llegar hasta el útero y las trompas.

Entre los factores que inciden en que las personas empiecen a fumar, se destacan: padres fumadores –está demostrado que esto tiene una gran influencia– y la presión del grupo de amigos o estilos de comportamiento de los jóvenes en sus actividades sociales.

La adicción a la nicotina es fuerte; entre sus consecuencias podemos citar que va generando tolerancia. Es decir, desde su inicio, requiere ir incrementando el número de cigarrillos para lograr el efecto deseado. Además, cuando la persona adicta decide suspender el consumo, desarrolla el síndrome de abstinencia, que se manifiesta con sentimientos desagradables, como nerviosismo, desasosiego, irritabilidad, temblor y ansiedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *