Adicciones

Día Internacional de la Familia

El Día Internacional de la Familia se celebra el 15 de mayo, proclamado por la Asamblea General de las Naciones Unidas, para revindicar su importancia en la sociedad y crear conciencia sobre el papel fundamental de las familias en la educación de los hijos desde la primera infancia.

Esta fecha brinda la oportunidad de fomentar la toma de conciencia sobre cuestiones que afectan a la familia. También, pretende promover la adopción de medidas adecuadas para lograr en cada familia un bienestar seguro y la dignidad de todos sus miembros.

Es importante tener en cuenta algunos aspectos con respecto a este tema:

• Cuando hablamos de familia podemos imaginar a un grupo de personas felices bajo un mismo techo y entender lo importante que es la manutención, los cuidados y la educación de todos los miembros que la componen.

• El factor más imprescindible es descubrir la raíz que hace que la familia sea el lugar ideal para forjar valores. Éstos, nos harán crear una manera de vivir más humana, influyendo socialmente en la convivencia con los demás.

• El valor de la familia no es solamente los momentos felices o la solución a los problemas del día a día. El valor nace y se desarrolla cuando cada miembro asume con responsabilidad el papel que le toca desempeñar en esta unidad, ayudando así al bienestar, desarrollo y felicidad de todos los demás integrantes de la familia.

• Para que una familia sea feliz, es indispensable que todas las personas que la integran participen en los mismos intereses, compartan gustos, aficiones y se interesen los unos por los otros. Es indispensable una buena comunicación entre los mismos.

• Toda familia unida es feliz sin importar la situación económica. Los valores humanos no se compran, se viven y se dan como lo mejor que podemos ofrecer.

La importancia de la familia al momento de tratar una adicción:

• No existe solo un modelo de familia, por lo tanto, no hay una sola forma de acompañar a quién tiene una adicción.

• Es recomendable preguntarnos ¿qué nos pasa? Y no señalar a nuestro familiar adicto como único causante de esta problemática, es decir, replantear los roles de cada miembro del hogar.

• Una adicción es un síntoma de que algo pasa en la familia, por esto es importante desprendernos de la idea de que hay un culpable. 

• Es importante que la familia se reconozco como parte del problema.

• Aconsejamos, en primer lugar, hablar del tema y no ocultar la situación, sino enfrentarla. Manteniendo una buena comunicación dentro del núcleo familiar, generamos un equilibro entre darle espacio a alguien y que no se sienta solo.

• Existen más posibilidades de recuperación si la familia se involucra en el proceso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.