Adicciones

Las mujeres ya superan a los hombres en consumo de alcohol, cocaína y heroína

El perfil de las drogodependientes que solicitan ayuda es el de trabajadoras del sector de la hostelería que tienen, de media, 37 años.

Mujer, de 37 años y con trabajo en el sector de la hostelería. Este es el perfil de las diecinueve mujeres de Avilés, Castrillón, Corvera e Illas que en 2010 solicitaron ayuda a Proyecto Hombre, una entidad que trabaja con drogodependientes. La mayoría decidió dar el primer trago de alcohol cuando aún no había cumplido los 15 años y ahora el consumo de ésta y otras sustancias comienza a hacerse visible, de ahí el aumento progresivo de mujeres que ingresan en programas de tratamiento como los que ofrece Proyecto Hombre, que busca facilitar el acceso de estas drogodependientes a planes asistenciales.Si bien el número de varones que reclaman ayuda a la entidad es todavía más numeroso que el de mujeres -99 en 2010 en la comarca- son ellas desde 2008 las que lideran los porcentajes en cuanto a consumo de alcohol, cocaína y heroína. Según datos de Proyecto Hombre relativos a la comarca, el 42 por ciento de las mujeres que requirió ayuda el pasado año presentaba adición al alcohol frente al 34 por ciento de hombres con problemas de alcoholismo. La cocaína es otra de las drogas de referencia para las mujeres con un 31 por ciento de mujeres «enganchadas» frente al 29 por ciento de los hombres y lo mismo pasa con la heroína como droga principal.

Los porcentajes cambian de sexo en cuanto al consumo de hachís y cocaetileno, mezcla de alcohol y cocaína. Los hombres que recurren a Proyecto Hombre tienen, de media, 37 años y trabajan en el sector de la construcción.

El estado civil de los consumidores que acude a esta entidad es el de solteros seguido de divorciados, emparejados, separados, casados y viudos. Los argumentos más utilizados por los drogodependientes para explicar su adicción son, según responsables de Proyecto Hombre, tres: «Alegan que lo hacen por curiosidad, para estar en el ambiente y para olvidarse de sus problemas». Cuando se deciden a dejar, de acuerdo a las mismas fuentes, argumenta problemas familiares, problemas penales y su intención de querer cambiar de vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.