Adicciones

El peligro de las bebidas energizantes!

«Cada vez es más
común que los adolescentes que toman bebidas energizantes digan que sus
corazones están acelerados o que se sienten inestables», remarca Heather
Chace, una profesora de biología en la Escuela Secundaria Stroud en Oklahoma. 
Un informe de marzo de
2015 en el
Journal of Nutrition Education and Behaviour reflejó que más del 46% de los anuncios de
bebidas energéticas en la televisión salen en canales de público adolescente,
como MTV, Fuse y BET, haciendo crecer la industria en más de un 11% para
2019 -sería un estimado de $26,6 mil millones de dólares de ingresos anuales-.
Pero a medida que crece el mercado, se abre el debate sobre su consumo en niños
y adolescentes.
Algunos senadores de
Estados Unidos llegaron a pedir la prohibición de su comercialización a los
menores. Y la 
Academia Americana de Pediatría fue tan lejos como para decir que las bebidas
energéticas «no tienen lugar en la dieta de los niños y
adolescentes». Sus razones se basan en que a diferencia del café y otros
refrescos, muchas bebidas energizantes contienen dos o más estimulantes,
incluyendo los suplementos que suenan como naturales, guaraná y ginseng
.
Un estudio de 2010, por
ejemplo, descubrió que las bebidas energizantes sin azúcar afectan el corazón
de manera que los científicos creen que aumenta el riesgo de eventos cardíacos
adversos en personas susceptibles. Otro dice que las bebidas hacen que sea más
difícil para los niños prestar atención en la escuela; y algunos científicos
descubrieron recientemente que los estudiantes de primaria que consumen bebidas energéticas
azucaradas son 66% más propensos a mostrar síntomas de hiperactividad
Un puñado de juicios
están en marcha alegando que las marcas populares como Monster y Red Bull han
sido responsables de muertes en menores de edad.
Por su parte, las
compañías de bebidas dicen que sus productos son seguros y no contienen más
cafeína que una taza de café.

¿Estimulantes
«naturales»?
Muchas
bebidas energizantes contienen ingredientes distintos de la cafeína. Aquí,
algunas que pueden estar en la mezcla:
Ginseng: esta raíz antigua es un
estimulante. Los Institutos Nacionales de Salud (NIH) advierten que la cafeína
y el ginseng Panax no deben tomarse en combinación, porque dicen que esto
«podría causar problemas graves, como aumento de la frecuencia cardíaca y
presión arterial alta».
Guaraná: esta planta contiene de
forma natural grandes cantidades de cafeína, por lo que su presencia en una
bebida energética aumenta el contenido total de la cafeína de la bebida, según
el NIH.
Taurina: el aminoácido que sustenta el desarrollo
del cerebro se produce naturalmente en el cuerpo y se piensa generalmente que
es seguro en las cantidades que es utilizada en los suplementos y bebidas. En
grandes cantidades, sin embargo, puede aumentar el ritmo cardíaco y causar
nerviosismo.
Música, juegos
y deportes extremos; esto es lo que te da la bienvenida en el sitio web de la
bebida energética más vendida en el mundo.
Los niños están creyéndose
cada vez con más frecuencia la línea que baja el marketing de que las bebidas
energéticas son una parte natural de un estilo de vida de alto octanaje y los
maestros están cada vez más preocupados, señala por su parte el sitio The
Guardian.
Gavin
Partington, director general de la Asociación de Refrescos Británica (BSDA)
dice que muchas bebidas energéticas están dirigidas a los hombres de entre 18 y
24. Pero no sólo los hombres adultos las consumen. Estos mensajes de marketing
también apelan a niños, un factor que ha dado lugar a fuertes críticas a las
compañías de bebidas por no proteger a los más jóvenes.
Los
expertos coinciden en que la educación es el mejor camino a seguir.
Fuente: Infobae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *