Adicciones

Adicciones: una droga llamada tecnología


Teléfonos inteligentes que permiten el acceso a redes sociales y medios de comunicación están creando una dependencia tan profundo como las drogas.

Si dormís pegado al celular, si no podés dejar de mirar Twitter cuando estás en una reunión importante y si te afligís porque se cayó Internet, podés ser uno más de los que padecen adicción a la tecnología. Es más, según informes recientes, cada vez son más y la adicción está siendo cada vez mayor.

Según una encuesta realizada por la empresa de tecnología de TeleNav Inc., más de la mitad de los estadounidenses prefieren dejar el alcohol, la cafeína y el chocolate durante una semana, antes que alejarse temporalmente de sus teléfonos celulares.

Los resultados son alarmantes pues aseguran que una tercera parte prefería renunciar al sexo que a sus celulares, un 22 por ciento preferiría entregar sus cepillos de dientes a su celular (frente al 40 por ciento de los usuarios de iPhone, que evidentemente les encantan sus teléfonos más que los dientes limpios), y 21 por ciento prefiere caminar sin zapatos antes que dejar el celular en casa.

La adicción es tan severa que la gente siente que estar 24 horas sin Internet es algo similar a dejar el alcohol o los cigarrillos, según un informe de Intersperience.

Alrededor del 40 por ciento de los encuestados dijeron sentirse solos sin Internet, y un 53 se confesó realmente molesto al ser privado de este tipo de tecnología.

Según el estudio publicado por Intersperience, varios jóvenes universitarios que fueron privados durante 24 horas de Internet y dispositivos tecnológicos que lo conectan con medios de comunicación, comenzaron a experimentar los mismos síntomas de abstinencia que en caso de abandono de drogas pesadas.

Pero esta experiencia no sólo fue comprobada en EE.UU. ya que un estudiante argentino describió que se sentía muerto sin estos medios de comunicación y una estudiante libanés describió toda la experiencia como «repugnante».

«Realmente siento pena por los Amish», opinó otra. «Ni siquiera puedo expresar lo aburrida y fuera de contacto con la sociedad que me sentí.»

Dependencia parece ser la palabra que más se escucha cuando de tecnología se hablaba, pero en los últimos estudios esta dependencia se ha transformado en adicción. Un problema que crece y un deseo incontrolable parecen ser los nuevos aditivos que ofrece la tecnología on-line.

 
Fuente: notio.com.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *