Adicciones

La marihuana y los efectos en la conducción

El uso recreativo de la marihuana afecta la capacidad de conducir, incluso cuando los usuarios no están intoxicados. Así lo afirma una investigación realizada por científicos de Belmont, Estados Unidos.

El estudio, realizado mediante una simulación de conducción, concluye que el uso crónico, intenso y recreativo de la marihuana afecta la capacidad de conducción incluso cuando los usuarios no están intoxicados. Además, los investigadores vincularon el inicio temprano del consumo de marihuana (menores de 16 años) con un peor rendimiento.

Si bien varios estudios han examinado el efecto directo de la intoxicación por cannabis en la conducción, ningún otro estudio hasta ahora había examinado los efectos en usuarios de marihuana que no está bajo los efectos de la droga.

En general, los grandes consumidores de marihuana demostraron un peor rendimiento de conducción en comparación con los no usuarios. Por ejemplo, en el ejercicio de conducción simulada, los usuarios de marihuana atropellan a más peatones, exceden el límite de velocidad con mayor frecuencia, hacen menos paradas en los semáforos en rojo y pisan más las líneas centrales de la calzada.

Las personas que consumen cannabis no necesariamente asumen que pueden conducir de manera diferente incluso cuando no están drogados. No estamos sugiriendo que todos los que usan cannabis demuestren problemas al volante, pero es interesante que en una muestra de participantes no intoxicados todavía hay diferencias entre aquellos que lo consumen con aquellos que no lo hacen.

La investigación ha demostrado consistentemente que el uso temprano de sustancias, incluido el uso de cannabis, se asocia con un peor rendimiento cognitivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.