Adicciones

El consumo ocasional de Canabbis, hace daño

Su consumo ocasional causa anomalías en regiones relacionadas con las emociones.
Los adultos jóvenes que consumen marihuana padecen anomalías recreativas en dos regiones del cerebro: emociones y motivación, según un grupo de científicos. El estudio se realizó entre la Northwestern Medicine y la Escuela Médica del Hospital General de Massachusetts / Harvard. Son estructuras fundamentales del cerebro; en ellas formamos la base de cómo evaluamos las características positivas y negativas de las cosas en el medio ambiente y tomamos decisiones», dijo la coautora Anne Blood, Directora del Laboratorio de Control de Motores en el Hospital General de Massachusetts.
Hay personas que creen que el uso recreativo no causa ningún efecto negativo ni problema al organismo. El uso casual de marihuana genera importantes cambios en el cerebro. Se demostró que el grado de anormalidades cerebrales en estas regiones está directamente relacionado con el número de cigarros que una persona fuma por semana. Mientras más cigarros fuma, es más anormal la forma, el volumen y la densidad de las regiones del cerebro.
Los científicos examinaron el núcleo accumbens y la amígdala (región de la emoción y la motivación) del cerebro de los consumidores de marihuana ocasionales y los no usuarios. Para obtener datos de como es afectada cada región los investigadores analizaron: la densidad de la materia gris, la forma y el volumen. Estas dos regiones se vieron alteradas de forma anormal gradualmente según el consumo de marihuana
A través de diferentes métodos de neuroimagen, los científicos examinaron los cerebros de individuos entre 18 y 25 años: 20 fumaban marihuana y 20 no. Cada grupo estaba compuesto por 9 hombres y 11 mujeres. Los resultados concuerdan con los estudios en animales que muestran que cuando a las ratas se les da el THC reconfiguran el cerebro y forman nuevas conexiones; el THC es el ingrediente que altera la mente, que se encuentra en la marihuana. Estas conexiones hacen que otras recompensas naturales sean menos satisfactorias. Creemos que cuando las personas están en proceso de convertirse en adictas, sus cerebros forman estas nuevas conexiones, dijo Gilman, investigador en el Centro General de Massachusetts
Se necesita más trabajo, incluyendo los estudios longitudinales, para determinar si estos resultados estan relacionados con los estudios en animales que demuestran que la marihuana puede ser una droga de entrada para las sustancias más fuertes», apuntó.
La marihuana es la droga ilegal más consumida en Estados Unidos con un estimado de 17.4 millones de usuarios, de acuerdo con los informes de la Encuesta Nacional sobre Uso de Drogas y salud de 2010. El uso de la droga está aumentando entre los adolescentes y adultos jóvenes, en parte debido que la sociedad ha cambiado las creencias sobre el consumo del cannabis y de su estatus legal.

Fuente: Quo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *